Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Lo que no cuentan nuestras fachadas

Plaza del Horno horno
Lo que no cuentan nuestras fachadas

En la Plaza de Horno alzamos la vista y encontramos lo que parece una puerta, en la facha de un primer piso. Puede parecer curioso a primera vista, pero realmente estamos ante un pequeño detalle de lo que parece un pasado lejano.

El pueblo está repleto de los vestigios de una forma de vida diferente,  que ha quedado tras las fachadas de piedra y en la memoria de nuestros abuelos. Vestigios de un municipio bullicioso donde todo lo necesario para el día a día podía encontrarse en él.

La puerta del segundo piso era un acceso fácil para descargar los sacos en el horno; donde lo vecinos, tras haber molido su trigo en el molino, convertirán su harina en pan. Hoy, el olor a pan recién hecho ha sido sustituido por el pito de la furgoneta de reparto.

 En un paseo por las calles pasamos frente a antiguos hornos y herrerías, pescaderías y carnicerías, peluquerías, cines y bares.

Para conocer más acerca de la historia reciente de Sajazarra visita la sección Historia|Patrimonio histórico.

Conoce nuestra Historia

 Aunque te recomendamos venir y sumergirte en persona, te lo contamos aquí brevemente:

Scroll al inicio